domingo, 29 de abril de 2012

H.E.A.T "Address the nation"


Es imposible escuchar a esta banda y no trasladarse mentalmente a una película mítica de los 80. Y quizá ahí reside la magia de su música, la capacidad de hacernos soñar, de convertir en héroes a personas ordinarias y de hacernos sentir el amor en toda su extensión. 

En 2008 se recibía con excitación a esta banda que rescataba lo mejor de los grandes de los 80 y participó en el Melodifestivalen 09′-concurso en el que se elige al representante sueco para Eurovisión-. Marcaban un antes y un después en el Rock mundial, por lo que su siguiente trabajo no podía estar por debajo. "Freedom Rock" superaba el listón. El aterrizaje de su continuación, "Address the nation" no podía ser forzoso. Tras dejar en alguna escala al vocalista Kenny Leckremo, el ganador de Swedish Idol 2009 Erik Grönwall le sustituye a las voces. Y Grönwall se enfrenta a dos difíciles tareas: al tercer disco y a las inevitables comparaciones con su antecesor, Leckremo. 

H.E.A.T siempre han sorprendido, y no por ofrecernos algo distinto con cada lanzamiento, sino por ofrecernos la misma, o incluso mayor calidad, que con el disco anterior. Ese es también el caso de esta nueva obra en la que siguen el camino de siempre porque, si lo hacen tan bien, ¿para qué cambiar? En su caso es indudable que, mejor que probar con cosas nuevas, lo mejor es centrarse en mejorar una receta que siempre ha sido casi perfecta. Lo vuelven a hacer con este nuevo compacto que es un retrato de cómo debería ser todo buen disco de AOR: grandes estribillos, grandes coros, un sentimiento apacible lleno de ganas y, como no, unos exquisitos teclados. 

Este "Address the nation" es realidad es un trabajo muy completo, con una variedad excepcional, una enorme cantidad de recursos y un equilibrio entre cortes absolutamente de manual. Lo devorarás en un suspiro, sin ser consciente del tiempo transcurrido, y volverás a darle al 'play'.

No hay comentarios: