sábado, 10 de mayo de 2008

House of Lords: "Come to my kingdom”



Despues de dos años de su "World Upside Down", y con un directo "Live in the UK" editado de por medio, llega un nuevo legado de los británicos House of Lords, con James Christian a la cabeza, en forma de un "Come to my kingdom" que, de nuevo, deja un grandísimo sabor de boca.

Como ya ocurrió con su predecesor, este álbum consigue tema tras tema mantener en vilo al oyente, sobre todo gracias a la perfecta elección del orden de los cortes. Parece una tontería, pero muchos buenos discos se han vistos perjudicados por tener, ya sea lo mejor al inicio o ya sea lo peor, pero un mal equilibrio general. Sin embargo, House of Lords maneja estos tiempos de manera exquisita, como viene a demostrar de nuevo aquí.

Nada menos que catorce canciones incluidas una intro es lo que encontramos en "Come to my kingdom". Y a cada cual, más single, más pegadizo, y mas adictivo a la escucha. Cada momento merece la pena disfrutarlo bajo la voz y ambiente creado por el genial James Christian. Maravilloso de inicio a fin.

"Come to my kingdom" vuelve a producirme sensaciones similares a las de hace dos años con "World Upside Down". Sensaciones de ensueño, rodeadas por la magia de las canciones y los coros de House of Lords, dos de sus principales puntos fuertes. Un nuevo disco para el recuerdo, y para escuchar durante mucho, mucho tiempo. Y no, no exagero nada con todos estos elogios.

No hay comentarios: