sábado, 10 de mayo de 2008

Conciertos Scorpions



"Llévame a la magia del momento. En una noche de gloria...", ésta es una de las estrofas que cantó en castellano Klaus Meine, el vocalista de Scorpions, durante la canción Wind of Change en su concierto del pasado miércoles en la Cubierta de Leganés. Una frase que seguramente cobró pleno sentido para el público allí congregado que no dejó de corear cada uno de los temas en las dos horas que duró el recital.
Con un aforo casi completo de unas 10.000 personas, el grupo alemán de rock Scorpions inició esa noche (Madrid) una breve gira de conciertos por España, con citas en Benidorm y Almería , que forma parte del periplo mundial con el que celebran los 36 años de la publicación de su primer álbum, Lonsone Crow. No obstante, la banda alemana decidió suspender el concierto que iba a ofrecer ayer en la Plaza de Toros de Benidorm (Alicante) debido a la situación meteorológica. Además, por el momento, la promotora del evento no se ha pronunciado sobre si el concierto se aplazará o es una suspensión definitiva. A pesar de la suspensión, el grupo quiso agradecer a todos los seguidores, que tenían previsto su desplazamiento, el interés mostrado y las muestras de cariño recibidas.
En su concierto madrileño el grupo supo elegir muy bien el momento en el que tocaba canciones como Wind of Change o Humanity para provocar el mejor efecto en el público. Un público que cantó con gran complicidad muchos de estos temas y muy especialmente cuando Klaus Meine se arrancó con algunas estrofas en castellano. Si bien, todo el recital estuvo caracterizado por la enorme complicidad entre la banda y el público, que en las dos horas que duró no dejaron de hacerse guiños mutuos. De esta manera, el cantante no dudó en todo momento en dejar que los asistentes cantaran estrofas enteras en inglés de temas clásicos como Rock You Like a Hurricane, No one like you y un largo etcétera de la lista que los alemanes han conseguido convertir en números uno.
De esta manera, Scorpions se ha convertido en un grupo por el que no parece pasar el tiempo y así lo acredita que al concierto asistieran personas de todas las edades. Por lo que todavía quedan muchos aguijonazos de rock.


No hay comentarios: